apocrypha73: (queen of my heart)
[personal profile] apocrypha73
Acabo de volver de ver Jurassic World con mi hijo de siete años. Él la ha disfrutado muchísimo, yo un poquito menos. No es que a la película le falten méritos (es espectacular, eso no hay forma de negarlo, y muy entretenida), pero en lo que se refiere a construcción de personajes, no le llega a la primera de la saga ni a la suela de los zapatos.

Voy a ir directamente al cut porque esto va a tener más spoilers que espacios en blanco.


A ver, en términos generales, supongo que se podría decir que he disfrutado de la película, pero me la he pasado entera echando de menos a los doctores Ellie Sattler y Alan Grant (y no hablemos ya de Malcolm, por Cristo bendito). ¿Os acordáis de aquellos personajes? ¿Aquellos dos paleontólogos que amaban los dinosaurios con toda su alma y que no eran ni muy delicados ni muy curtidos, sino básicamente gente normal con la que podías identificarte sin esfuerzo? Bueno, pues eso no lo vais a encontrar en Jurassic World.

Lo que encontraréis en Jurassic World es, ni más ni menos, lo que Joss Whedon criticó del trailer: la estirada reina del hielo adicta al trabajo que no ha puesto jamás un pie fuera de una oficina, frente al hipermacho rudo y con un puntito canalla que la pone en su sitio y le enseña a sentir.

¿Hago una pausa para que vayáis a vomitar? Vale, aquí os espero.

Qué queréis que os diga: a mí Chris Pratt me encanta, pero por el amor de Spielberg, no le deis papeles que podría haber interpretado John Wayne en los años cincuenta o Harrison Ford en los ochenta. Ese modelo de macho ya no se lleva. Queda cutre y acartonado. Y lo mismo pasa con Bryce Dallas Howard. La chica tiene carisma, y se nota a leguas que se ha entregado a fondo con su personaje, pero es que Claire tiene menos profundidad que una moneda. Su papel en la película consiste básicamente en llevarle la contraria a Owen (el personaje de Pratt) para que él pueda tener razón, en ser objeto de crítica tras crítica por su falta de instinto maternal (un pecado imperdonable para una mujer, como todos sabemos), y eso sí, tener sus tres o cuatro momentos de total badass que no encajan para nada con el estilo de vida que lleva, pero que son un requisito indispensable para conseguir el sello de Strong Female Character. Sin olvidarnos del obligatorio despelote progresivo a medida que su elegantísimo vestido de diseñador se va desgarrando y ensuciando en la selva. Sólo faltó que alguien se hiriera y ella se desgarrase la falda para vendarle la herida, os lo juro.

Lo más gracioso de todo es leer que el director de la película, Colin Trevorrow, es perfectamente consciente de que sus personajes principales son estereotipos, pero según él esos estereotipos se deconstruyen a medida que la historia avanza.

Esperad, ahora soy yo quien necesita una pausa. Para reírme.

(No, señor Trevorrow, su película no deconstruye nada. Owen termina siendo exactamente el mismo chuloplaya del principio de la película, sólo que ahora Claire le mira con ojitos de cordero degollado en vez de estar enfadada con él todo el tiempo).

Pero fijaos en lo que os digo: hasta podría haber pasado por alto todo eso. Podría haber soportado la estúpida caracterización de Claire; los comentarios de mal gusto y el acoso sexual de Owen hacia Claire en su entorno de trabajo (que se supone que nos tienen que parecer graciosos); la tremendísima tontería de poner a tu heroína a correr con tacones por la selva (porque ella es FEMENINA PERO CAÑERA, ¿NO LO PILLÁIS????); la muy forzada (e innecesaria) tensión sexual entre los protagonistas; y el hecho de que el 90% del cast sea masculino aunque no hay ninguna razón lógica por la que no pueda estar más equilibrado. Podría haberlo pasado por alto porque, y esto lo sabéis todas vosotras, es agotador ser consciente todo el tiempo del machismo con el que nuestra cultura nos bombardea. Es imposible no verlo una vez que aprendes a reconocerlo, lo sé, pero a veces una sólo quiere pasar un buen rato viendo una película, y no cabrearse.

Por eso digo que podría haberlo pasado todo por alto, si no hubiera sido por un detalle.

Un detalle que, a mi modo de ver, es la más asquerosa demostración de misoginia de toda la película. Ahí es donde realmente se les ha visto el plumero: las muertes.

Casi todas las muertes de Jurassic World se nos presentan como algo trágico y terrible, y la cámara se aparta respetuosamente lo antes posible. Y cuando digo "casi todas", lo que quiero decir es todas las muertes de personajes masculinos. Porque cuando le toca morir a Zara, la ayudante de Claire, la película se toma su tiempo para recrearse en la escena: un pterodáctilo la levanta en volandas, luego la deja caer, otro la agarra antes de que llegue al suelo, la zarandea de un lado para otro, la lleva hasta el agua (a la piscina donde vive el dinosaurio más grande del parque, el que se come al tiburón en el trailer) y la tira allí, se lanza sobre ella, la hunde en el agua, la levanta otra vez, la vuelve a hundir, todo esto mientras a ella la oímos gritar y forcejear desesperada, hasta que por fin emerge el bicho, tal como hemos estado esperando desde que Zara cayó a la piscina, y los engulle a ambos de un solo bocado en un espectacular primer plano desde arriba.

Una película no es un monólogo, ¿vale? Es un diálogo entre el autor y el público. Uno no hace una película para sacarse la historia de dentro, la hace para provocar una reacción en las personas que la van a ver. Hay una complicidad. El autor te puede presentar una escena de mil formas distintas, dependiendo de qué reacción quiera provocar en ti. Y en esta película, el autor quiere que nos horroricemos con las muertes de los hombres, pero que disfrutemos con el espectáculo de la muerte de una mujer. Así de claro. Y a mí todavía se me revuelve el estómago cada vez que me acuerdo.

(No ayuda nada el hecho de que Zara esté interpretada por Katie McGrath, que está cada día más guapa pero la han desperdiciado completamente en ese papel, y todo para darle ese final horrible. ¿¿Cómo osan faltarle así al respeto a la Reina???)

En fin, que sí, que es una película muy apta para desconectar durante dos horas con un bol de palomitas en las manos, pero no intentéis darle muchas vueltas porque no da para más.

Avisadme cuando hagan disciplina olímpica los Cien Metros En Tacones De Aguja Sobre Barro.

Mientras tanto, creo que voy a volver a ver la Jurassic Park de hace veinte años, que era muchísimo menos machista que ésta.
From:
Anonymous( )Anonymous This account has disabled anonymous posting.
OpenID( )OpenID You can comment on this post while signed in with an account from many other sites, once you have confirmed your email address. Sign in using OpenID.
User
Account name:
Password:
If you don't have an account you can create one now.
Subject:
HTML doesn't work in the subject.

Message:

 
Notice: This account is set to log the IP addresses of everyone who comments.
Links will be displayed as unclickable URLs to help prevent spam.

Profile

apocrypha73: (Default)
apocrypha73

May 2017

S M T W T F S
 1 23456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Most Popular Tags

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Sep. 23rd, 2017 09:44 pm
Powered by Dreamwidth Studios