apocrypha73: (Libros)
[personal profile] apocrypha73
Buenas noches, mi querido mundo livejournalero (o buenas tardes, según en qué lado del mundo vivas).

Hace unos cuantos días leí en tumblr una entrada que me gustó mucho. Hablaba de la idea de la Mary Sue que tanto criticamos siempre, de por qué es un concepto que a lo mejor deberíamos mirar con otros ojos. Me gustó tanto que le pedí permiso a su autora para traducirlo. Ella me lo dio, así que aquí os lo traigo.

Si preferís leer la versión original en inglés, el post está aquí: http://adventuresofcomicbookgirl.tumblr.com/post/13913540194/mary-sue-what-are-you-or-why-the-concept-of-sue-is

Para quienes prefieran leerlo en castellano, lo tenéis detrás del cut.



(Esto es una traducción del texto “Mary Sue, what are you? Or why the concept of Sue is sexist”, escrito por adventuresofcomicbookgirl en tumblr)


Me da la impresión de que hacía falta este artículo, así que lo he escrito. No estoy segura de haber dicho todo lo que quería, pero lo he intentado.

Vamos a suponer que tenemos esta chica. Se quedó huérfana de una manera trágica y es más rica que nadie en este planeta. Todos los tíos que la conocen se enamoran de ella, pero entre un tórrido romance y otro ella los rechaza a todos, porque está entregada a la causa de lo que es Puro y Bueno. Tiene el intelecto de un genio, habilidades atléticas que están a la altura de un deportista olímpico, y es increíblemente guapa. La consume una terrible angustia, pero eso sólo sirve para que los hombres la deseen todavía más. No tiene superpoderes, pero aun así es más competente que sus amigos superhéroes, y de hecho suele derrotar superhumanos con facilidad. Sus amigos y aliados le guardan una lealtad inquebrantable, a pesar de que los trata bastante mal. La temen, la respetan y obedecen sus órdenes. Todo el mundo está obsesionado con ella, incluso sus enemigos se sienten atraídos por ella. Es capaz de anticipar un plan para cualquier eventualidad y por lo general suele tener razón en todas las conclusiones a las que llega. Los que la desafían, inevitablemente, están equivocados.

Dios, vaya una Mary Sue, ¿eh?

Pues acabo de describir a Batman.

Los personajes en los que un autor proyecta sus deseos han existido desde el principio de los tiempos. Los buenos suelen ganar, consiguen a la chica y todo les sale bien. Sólo se convirtió en un problema cuando las mujeres empezaron a hacerlo también.

Esto es lo que dice TV Tropes sobre el origen del concepto de Mary Sue:

“El prototipo de Mary Sue es un personaje femenino original que aparece en un fanfic con una función obvia: ser una versión idealizada de la propia autora, principalmente con el propósito de proyectar en ella sus deseos y fantasías”

Observad cómo, casualmente, se pone énfasis en el hecho de que se trate de un personaje femenino. TV Tropes continúa diciendo que su equivalente masculino, el “Marty Stu”, tardó mucho tiempo en usarse por primera vez. La razón a la que se achaca esto es que “la mayoría de escritoras de fics son chicas”. Lo cual significa que, cuando las mujeres dominan un género, la gente las va a estar vigilando de cerca, listos para burlarse de cualquier fantasía que se atrevan a proyectar en su obra. Quiere decir que el término Mary Sue sólo se podía originar en un ámbito donde la norma por defecto es “mujer”.

De hecho, una de las controversias que cita la página TV Tropes es si es posible que exista el equivalente masculino de la Mary Sue. Sí, eso he dicho: no es posible escribir un personaje masculino idealizado. Los hombres ya son, de por sí, el ideal.

En nuestra cultura, lo masculino tiende a ser la norma por defecto. Para las mujeres quedan las “cosas de mujeres”. La humanidad es “el hombre”, y las mujeres somos secundarias. Pero no cuando hablamos de Mary Sue como concepto. En este caso, el término femenino se creó primero. Fue un fic de Star Trek el que lo acuñó por primera vez, y el hecho de que designara a una mujer probablemente tuvo mucho peso a la hora de conseguir que arraigara. Hoy en día, este nombre de mujer es el término genérico que se usa para referirse a un personaje idealizado, sea cual sea su sexo. Los nombres “Marty Stu” y “Gary Stu” sólo se usan si te estás refiriendo a hombres específicamente. Demonios, si ni siquiera existe un acuerdo definitivo sobre el nombre que hay que usar cuando se trata de ellos.

Por lo tanto, la única ocasión en la que lo femenino es la norma por defecto es cuando se habla de un personaje mal escrito, de alguien que es más poderoso o importante de lo que se le debería permitir ser, alguien en quien la trama se concentra más de lo que a ti te gustaría, y alguien sobre el cual no te apetece leer. Hmmm.

En realidad, ¿qué tiene de malo que una chiquilla de trece años tenga una fantasía de poder, incluso si está mal escrita? ¿A quién le hace daño? Los hombres admiten abiertamente que escriben sus fantasías de poder y se auto insertan en sus relatos desde el principio de los tiempos. En las historias de ficción, ¿cuántos empollones debiluchos se convierten de un día para otro en tipos cañeros a los que persiguen las chicas más guapas? (Léase Spiderman, un tipo de lo más corriente al que casualmente le caen poderes extraordinarios y consigue atraer la atención de una supermodelo).

“Mary Sue” es el peor insulto que le puedes dedicar a un personaje, porque equivale a decir que no vale nada. ¿Pero desde cuándo un personaje idealizado es automáticamente basura? ¿No están idealizados todos los héroes, de un modo u otro? ¿No son todos una representación del autor en mayor o menor medida? ¿No se supone que estos personajes son los que tenemos que admirar, la gente que representa el potencial humano, la grandeza a la que aspiramos? La fantasía, por naturaleza, está idealizada, incluso las historias trágicas.

Si te fijas en la página de Mary Sue en TV Tropes, es ridículo. Puedes ser una Mary Sue por tener demasiados defectos, o por no tener suficientes, por arreglar las cosas o por fastidiarlas, por ser una heroína o una villana. Y por supuesto, se señala específicamente como un concepto relacionado con los clichés de la Princesa y la Chica Mágica (géneros que están enfocados principalmente hacia las mujeres). Naturalmente, tienen que estar llenos de Mary Sues.

La Chica Mágica es un género en el que la protagonista es poderosa y heroica, e incluso hace gala de su feminidad como algo bueno. Es una fantasía de poder diseñada para chicas. Así que, por supuesto, una muchacha que usa características tradicionalmente femeninas para dominar y triunfar, significa que es una irritante Mary Sue de manual que siempre se sale con la suya. Los atributos femeninos son dignos de desdén y menosprecio, así que cuando esos atributos son prominentes, el lector reacciona de forma negativa. ¿Cómo puede un personaje ser tan femenino y triunfar? No es realista, está mal escrita, porque todo el mundo sabe que es imposible ser femenina y poderosa a la vez.

Vamos a echar un vistazo a otro de casos en los que la gente suele hablar de Mary Sue con más frecuencia: cuando el personaje es un interés amoroso.

Pon un personaje femenino a medio metro de distancia de uno masculino, y tendrás a gente gritando “¡Mary Sue!” ¿Por qué el hecho de que alguien se enamore de ella la convierte en una Mary Sue? Bueno, pues porque no se ha “ganado” el amor de ese maravilloso personaje masculino. ¿Qué ha hecho ella para mostrar que lo merece?

A los (y las) fans, por lo general, se les pasa por alto la ironía de que esta clase de lógica hace que el personaje masculino sea más Mary Sue que la chica en cuestión, ya que por lo visto es tan perfecto que una tiene que esforzarse para ser digna de su amor y admiración.

Esta idea de que la mujer se debe ganar el derecho a tener poder, reconocimiento, amor o relevancia dentro de la trama es un punto clave del concepto de Mary Sue. Los hombres no tienen que hacerlo, se asume de manera natural que tienen poder, son el centro de la historia y hay que quererles. Por eso, lo primero que se le lanza a una protagonista femenina es ¿qué ha hecho para ganarse la misma consideración que un hombre? ¿Por qué la tenemos de repente usurpando un rol masculino?

“Mary Sue” es la manera más fácil de menospreciar a un personaje. No queda bien decir “no me gusta este personaje femenino, no me gusta que esta mujer sea poderosa, no me gusta que la trama se centre en ella, no me gusta que este otro personaje que sí me atrae sienta afecto por ella”. Pero “Mary Sue” suena más legítimo. Te permite decir lo mismo, pero sin decirlo realmente.

Si un personaje está mal escrito, normalmente será por otros motivos más allá de su idealización. La trama será aburrida, el personaje estará perpetuando estereotipos dañinos, y los otros personajes se estarán comportando de forma ilógica. Por ejemplo, Bella Swan es uno de los escasísimos personajes que si acaso me atrevería a clasificar como Mary Sue, y sin embargo lo que me molesta de ella no son las características típicas a las que se refiere la definición de Mary Sue. No me importa que consiga lo que quiere y que todo el mundo la quiera, ni que sea la fantasía de poder de Meyer. Lo que sí me molesta es que, a través de ella, Stephenie Meyer refuerza estereotipos muy dañinos en contra de las mujeres: que necesitamos ser protegidas, que somos superficiales, que nuestra valía reside en nuestro atractivo. Eso es lo que de verdad hace daño y lo que merece la pena criticar. El hecho de Bella sea demasiado perfecta y poderosa es insignificante comparado con el montón de defectos que tiene su caracterización, en ese sentido.

Y por eso es por lo que ya no llamo Mary Sue a ningún personaje. Las fantasías de poder y las proyecciones de los deseos personales no tienen nada de malo, en realidad. La ficción consiste en eso. Si a uno de mis personajes lo llamáis Mary Sue, lo que diré será “sí”, porque eso significa que se habrá salido de esa caja en la que se supone que un personaje femenino tiene que estar encerrado.

Y voy a decir más: me encantan las Mary Sues.


Hasta aquí la traducción de la entrada. No sé vosotras, pero a mí me pareció una idea muy interesante y me dio mucho que pensar. Creo que es cierto que, a veces, tendemos a ser mucho más duras cuando juzgamos a los personajes femeninos que a los masculinos. Pero está en nuestra mano empezar a cambiar eso. Tenemos que pararnos un poco y pensarlo dos veces antes de declarar "no soporto a tal o cual personaje". Tenemos que preguntarnos qué es lo que nos molesta de ella y responder a esa pregunta con sinceridad. Y tenemos que aprender a apreciar a las mujeres de ficción con sus virtudes y sus defectos, para así ser capaces de aceptarnos unas a otras en la vida real, con nuestras virtudes y nuestros defectos. En papeles protagonistas, de liderazgo, destacando. Y sí, siendo el centro de atención. ¿Por qué una chica no va a merecerlo?

From:
Anonymous( )Anonymous This account has disabled anonymous posting.
OpenID( )OpenID You can comment on this post while signed in with an account from many other sites, once you have confirmed your email address. Sign in using OpenID.
User
Account name:
Password:
If you don't have an account you can create one now.
Subject:
HTML doesn't work in the subject.

Message:

 
Notice: This account is set to log the IP addresses of everyone who comments.
Links will be displayed as unclickable URLs to help prevent spam.

Profile

apocrypha73: (Default)
apocrypha73

May 2017

S M T W T F S
 1 23456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Most Popular Tags

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Jul. 24th, 2017 02:38 am
Powered by Dreamwidth Studios